Cómo elegir la ropa de bebé
Uno de los aspectos con los que más disfrutan muchos padres cuando tienen un bebé es el de elegir la ropa del bebé. La tentación puede ser tan fuerte que tal vez, una mujer que todavía está embarazada empieza a fijarse en ropas de niño pensando en el futuro después del parto. Sin embargo, conviene reprimir las ganas para no acumular ropa en exceso en el armario, y especialmente, para asumir que el bebé crece tan rápido que es muy probable que en las primeras semanas, deje la ropa pequeña muy pronto. Merece la pena que apuestes por comprar siempre ropa un poco amplia. Como referencia, mira siempre la etiqueta del pantalón o el jersey que quieras comprar.

Por otra parte, también merece la pena que elijas la ropa en función de la comodidad. Es decir, intenta elegir prendas que sean realmente cómodas a la hora de cambiar el pañal al niño. Para ello, siempre es mejor que sean ropas que tengan botones en la parte de adelante en vez de en la parte de la espalda. Además, también puedes optar por pantalones elásticos que se adaptan muy bien a la figura del niño. Presta una atención especial en que los pantalones no opriman la cintura del bebé.

Ahora que llega el verano debes optar por ropa que sea cómoda y también freca para hacer frente al efecto de las altas temperaturas. Por supuesto, siempre debes elegir ropa que pueda ser lavada a máquina. Está claro que este punto te facilitará mucho la vida cotidiana del hogar y te ahorrará un tiempo importante. No debes perder de vista que los niños ensucian mucho la ropa por lo que debes cambiarles con regularidad, especialmente, cuando empiezan a andar y a gatear.

A la hora de elegir ropa de bebés también tienes que tener en cuenta el precio. Afortunadamente, cada vez existe mayor competencia en el mercado por lo que también tienes más variedad de precios para elegir. En breve, será un buen momento para renovar el armario del bebé gracias a la llegada de las rebajas de verano.