Cómo estar seguros de que el bebé ve y oye bien