Cómo mantener a los niños calmados durante un largo viaje
Ahora que llegan las vacaciones, son bastantes las familias que planean salir de ruta para pasar unos días en familia. Sin embargo, muchos padres se sienten temerosos de viajar debido a lo problemático que pueden tornarse los niños en largos viajes. Estos ya no será un problema. Nuestra recomendación es salir temprano a la carretera, si es de madrugada encontrarás menos tráfico, no despiertes demasiado tarde a los niños, es mejor que tengan sueño durante el trayecto, así te asegurarás al menos un par de horas de conducción tranquila.

Otra buena idea es comprar un reproductor portátil de DVDs y llevar algunas de sus películas favoritas, imagina que con sólo dos buenas películas te aseguras de al menos tres horas sin quejas y los niños tan felices. También les puede gustar mucho si compras un mapa, márcales el recorrido que harás y pídeles que vayan viendo en el mapa por dónde van. De ese modo, ellos se sentirán como los responsables de llegar al destino y estarán al caso del tiempo que falta para llegar.

Organiza de esos típicos juegos de carretera, juegos como el “veo veo” van de maravilla. A todos nos gusta cantar, organiza guerras de canciones o simplemente entusiásmalos a que canten juntos. Otra buena inversión son los libros, calma mucho a los niños y los transporta al hermoso mundo de su imaginación.

Finalmente, te aconsejamos que no les des gaseosas, dulces o comida basura en el viaje, lo último que quieres es un niño descompuesto o hiperactivo por la cafeína de las gaseosas o el azúcar de los dulces.