Cómo prevenir la aparición de piojos
Existen varios pasos que debes tener en cuenta cuando el niño tiene piojos. Conviene tener en cuenta que los piojos se contagian con mucha facilidad, es decir, pasan de un cabello a otro con rapidez. Y está claro que este peligro de contagio aumenta en el colegio, lugar en el que los niños comparten gran parte de su tiempo cada día. Por esta razón, los piojos se pueden prevenir mediante los siguientes hábitos: es positivo lavar al niño la cabeza de forma regular, más en concreto, cada día para que tenga el pelo muy limpio.

Por otra parte, el peinado y el cepillado perfecto también forma parte del cuidado del cabello y de la higiene. Por ello, es esencial peinar el pelo del niño de forma adecuada, ya que así, también te será más fácil observar si tiene o no tiene piojos. En el caso de aquellas niñas que tienen melena larga es más necesario invertir más tiempo en este proceso.

En concreto, es bueno mirar si el niño tiene piojos detrás de las orejas o en la parte de la nuca. El niño tal vez note algún tipo de picor. Además, como hábito de higiene también es recomendable limpiar los peines y los cepillos con mucha frecuencia, incluso, conviene tirarlos a la basura cuando ya no están en un estado óptimo y comprar otros nuevos.

La higiene es muy importante a la hora de prevenir la posible aparición de piojos. Por ello, también es recomendable en el caso de las niñas que no compartan gomas de pelo, pinzas, pasadores u otro tipo de complementos como las diademas. Se trata de dar un uso propio y exclusivo a este tipo de detalles de la moda femenina que tanto gustan a las niñas. Tampoco se deben compartir, por ejemplo, los gorros para el frío.