Cómo saber si el niño tiene un problema