Comprar un videojuego para un niño
Los videojuegos se han convertido en los juguetes preferidos por los niños, es el producto más deseado para estas Navidades y un fijo en todas las cartas a los Reyes Magos. Los más pequeños de la casa disponen de una gran variedad de títulos entre los cuales elegir, pero los padres deben saber si el videojuego que quieren es bueno para la edad del niño.

Por lo tanto, lo primer que debemos tener en cuenta antes de comprar un videojuego es saber la edad del destinatario. De modo que no es recomendable que los menores de 3 años consuman videojuegos para los más mayores, ya que seguramente no entenderán en qué consiste el juego.

Así pues conviene fijarse en la calificación PEGI que acompaña a todos los títulos, para determinar si el contenido se adapta a la edad del niño. Otro punto importante es saber elegir entre un gran catálogo de videojuegos. Lo fundamental es saber la consola que tiene el niño, pues no todos los juegos sirven para todas, algunos pueden ser específicos de alguna consola.

Normalmente los niños pequeños se decantan por las consolas portátiles tipo Nintendo DS o Sony PSP, ya que al ser más pequeñas pueden jugar en cualquier parte. Por otro lado, un tema muy importante es saber qué mensajes o conocimientos puede adquirir el niño al jugar al videojuego elegido. Son muchos los estudios que han demostrado que los videojuegos pueden ser un gran soporte para el aprendizaje, de modo que conviene asesorarse.