Conocer el rotavirus
Rotavirus es una infección viral común entre los niños pequeños. Es la causa más común de diarrea en los niños de EE.UU. y es la principal causa de muerte entre los niños de los países en desarrollo. El virus suele atacar el revestimiento del intestino delgado, causando a menudo la pérdida abundante de líquidos y electrolitos. El virus se transmite por contacto oral con materia fecal, y es común en ambientes de cuidado infantil.

Mientras que algunos medicamentos pueden ser prescritos para ayudar a tratar algunos de los síntomas tales como las náuseas, actualmente no existe ningún fármaco que se prescriba para tratar el virus en sí. Los antibióticos no son eficaces, ya que es una infección viral la cual no se debe tratar igual que una infección bacteriana. Los síntomas de esta enfermedad incluyen la diarrea, la fiebre baja, vómitos y náuseas.

Estos síntomas suelen durar entre 3-10 días. Pero incluso si los síntomas han desaparecido o mejorado, se debe considerar que el pequeño es “contagioso” durante 10-12 días después del inicio de la diarrea. El tratamiento en el hogar incluye un montón de descanso y el uso de una solución oral de reemplazo de electrolitos. Las bebidas deportivas reconstituyentes no son nada recomendables ya que contienen altas cantidades de azúcares que pueden irritar el tracto intestinal.

El mayor peligro de esta enfermedad es la deshidratación. Los signos de deshidratación severa incluyen irritabilidad, letargo, ojos hundidos, sequedad de boca y la lengua, ir al baño de manera menos frecuente y tener los pañales secos durante más de un par de horas. Si se observan estos síntomas, es imprescindible que lleves al pequeño al médico.