Conocer la ginecomastia
Cuando los niños comienzan a desarrollar, comienza a la vez la época de las vergüenzas y los miedos. El crecimiento del pecho masculino puede tener un gran impacto emocional sobre un adolescente. Este pequeño abultamiento que se puede notar fácilmente por otras personas puede convertirse en una burla que cree muchos problemas al niño. Este problema es conocido como ginecomastia.

Un comportamiento típico de los adolescentes que sufren este problema es el de intentar ocultar por todos los medios el pecho público por miedo a ser rechazado. Los jóvenes evitarán actividades que impliquen una visualización de la zona, como por ejemplo la natación. Es importante hablar con los jóvenes sobre este problema. Muchos preferirán no hablar de sus preocupaciones con los padres, compañeros, y seguirán sin entender lo que les sucede.

El diálogo es muy importante en estas situaciones. La ginecomastia es una condición muy común que afecta a entre el 40 y el 60% de los hombres. El desarrollo del seno se produce fácilmente durante la adolescencia y pueden producirse por diferentes causas. La ginecomastia es generalmente producida por los desequilibrios hormonales entre la testosterona y estrógeno que se producen durante la pubertad. En estos niños, el tejido mamario se puede desarrollar 4 centímetros más de lo normal pero, suele desaparecer sin tratamiento en dos años en el 75% de los niños y en 3 años en el 90%.

Aunque suele ser normal, si tu hijo tiene este problema deberías llevarle al médico. Ambos, podréis tranquilizar al niño y explicarle que eso es algo normal en los adolescentes y que en la mayoría de los casos terminarás desapareciendo sin tratamiento.