Conocer la mastitis
La mastitis es una enfermedad, que causa la inflamación de los tejidos del pecho. Por lo general, las madres lactantes se ven afectadas por esta condición, aunque también se puede producir en mujeres que no están dando el pecho. Esta inflamación puede ser causada por varias razones, pero la más común es la infección. La infección es causada principalmente por bacterias (ya sea de la boca del bebé o de la piel de la madre), que pueden entrar en los tejidos de la mama a través de las grietas de los pezones o la apertura de los conductos lácteos.

Otras causas son la congestión de los senos y el bloqueo de los conductos de la leche, que puede causar una infección. Este problema es una afección que se produce normalmente dentro de las primeras seis semanas después del parto, pero también se puede producir en etapas posteriores. Los síntomas de la mastitis pueden variar en intensidad. Los síntomas más severos son causados por la infección, que se caracteriza por la hinchazón y el enrojecimiento de la mama, que va adquiriendo un aspecto brillante.

A veces, puede salir pus del pezón y la temperatura de la mama afectada aumenta. Las mujeres afectadas también pueden experimentar fiebre, escalofríos, náuseas o vómitos, y dolor muscular. También se puede desarrollar sensación de ardor.

Se pueden ver afectados los dos pechos. En caso de “congestión”, si los pechos no se vacían adecuadamente después de comer y esto se traduce en acumulación de leche en los conductos de los pechos, estos se inflaman y duelen. Las mujeres afectadas pueden sentir fuertes dolores y en los casos extremos pueden causar dolor severo y síntomas parecidos a la gripe.