Consejos de seguridad para niñeras
Cuidar a un niño en una casa suena más fácil de lo que parece y si no, que se lo pregunten a las niñeras. Existen un montón de medidas de seguridad que estas trabajadoras no deben pasarse por alto si quieren que no haya ningún problema. Una de las cosas más importantes que debe tener presente todo el rato una buena niñera es saber en todo momento donde está el niño.

Llamarle de vez en cuando está muy bien pero hay que asegurarse constantemente de dónde está y qué es lo que está haciendo. En cualquier caso, nunca se debe dejar al niño solo y ponerse a hacer otras cosas sobre todo si se tiene el volumen de la tele bastante alto. Tampoco se debe dejar a los pequeños solos aunque sea para coger una llamada de teléfono.

Una buena niñera debe asegurarse siempre de que los niños se mantengan alejados de los lugares que pueden ser peligrosos como por ejemplo: las escaleras, los enchufes eléctricos, tuberías rotas, tijeras o cuchillos, etc. Tampoco deberían estar jugando cerca de las ventanas, si es un edificio alto, o incluso cerca de las puertas de cristal. Aunque sea muy pequeño, nunca se le debe dejar cerca de la entrada de un sótano, cerca de los riesgos, cuerdas o animales.

Las medidas de seguridad de una buena niñera no terminan en lo que se debe hacer con el niño sino, también en cómo se comporta la persona encargada del pequeño. Se debe ser paciente y tener cuidado al manejar al niño. No se debe fumar y siempre hay que intentar solucionar los conflictos de la manera más madura.