Antes de comenzar las clases en el colegio, conviene repasar el estado de salud de nuestros hijos. Prepara la mochila, los libros y el uniforme, y además no olvides realizar una serie de consultas médicas.

Primero pide hora al pediatra de cabecera quien te orientará sobre los controles necesarios con otros especialistas: otorrinolaringólogo (nariz, garganta y oído), oftalmólogo (ojos), traumatólogo, fonoaudiólogo y odontólogo.

El otorrinolaringólogo comprobará si existe pérdida parcial de la audición, eso es importante para evitar trastornos en el aprendizaje. La consulta oftalmológica es clave, ya que los problemas visuales son una de las principales causas de fracaso escolar. Si los niños no pueden seguir lo que se escribe en la pizarra o no logran concentrase por dificultades oculares, conviene detectarlo a tiempo.

El traumatólogo analizará los cambios de postura, escoliosis y alteraciones de los pies. En definitiva, valorará que no tenga problemas en los procesos de crecimiento y desarrollo. La consulta odontológica es fundamental para detectar la presencia de caries dentales, una enfermedad bastante común por la falta de higiene bucodental.

Las vacunas también conviene que estén al día. La lista puede variar según la región y el país. Consulta en cada caso las que son obligadas y realiza un seguimiento de las mismas.