Cuidado con el olor corporal
El olor corporal puede ser un verdadero problema social para los niños. También hay que recordar que la falta de higiene no es algo nada saludable que debe ser recordado desde edades muy tempranas. Es imprescindible hacer entender a los niños que hay que mantenerse limpio en todo momento. Para enseñarles bien desde el principio, algunos padres deciden recompensarles cada vez que realizan una acción verdaderamente higiénica.

Incentivar a los niños es una excelente idea pero, estos padres deben recordar que es muy importante que los niños aprendan sabiendo lo que están haciendo. Que un niño se lave los dientes solo porque puede leer 10 minutos más en la cama, no es un excelente plan. El pequeño también debe asociar esa acción a un mejor mantenimiento de sus dientes.

El olor corporal puede ser muy desagradable en los adultos y en los pequeños. Está claro que el olor de un niño de preescolar no es igual que el de un adolescente pero, en ambos casos se debe poner pronto remedio. Según vayan creciendo, será más fuerte el olor. A veces los adolescentes no creen lo que se les comenta sobre su olor corporal, sólo porque son sus padres los que se lo están diciendo.

Si notas esta rebeldía por parte de tu hijo, lo mejor que puedes hacer es pedirle a alguna persona imparcial (otro adulto) que te ayude a decirle que debe lavarse mucho más a menudo. Algunos jóvenes creen que con ducharse por la mañana lo tienen todo solucionado. Esto no es verdad y tampoco hay nada malo en ducharse dos veces al día.