Cuidar los dientes del bebé
Es importante, aunque tu bebé tenga solo dos meses de edad, mantener sus encías sanas y limpias. Limpia suavemente las encías con una gasa mojada o un paño suave y limpio todos los días. Cualquier tipo de bebida, excepto el agua y la leche materna, puede causar que los dientes de un bebé no salgan demasiado bien. Las caries dentales son un problema que hay que evitar. A continuación tienes unos cuantos consejos que te ayudarán a proteger los dientes de tu bebé:

– Siempre sostén de manera firme el biberón del pequeño. No lo apoyes más en una zona que en otra, ya que esto puede afectar a la salida de los dientes.

– Si el pequeño necesita su chupete para dormir, asegúrate de que está limpio y seco.

– No debes sumergir el chupete en miel o líquidos dulces. Seguro que al pequeño le encanta el sabor dulce pero este tipo de líquidos le pueden causar caries e incluso sentarle mal y hacer que tenga dolores de tripa.

– Ayuda a prevenir la propagación de los gérmenes. Realiza al pequeño chequeos dentales regulares para ayudar a mantener sus dientes y encías saludables. Se deben limpiar los pezones de los chupetes y biberones del bebé las veces que sean necesarias.

A los 10 meses de edad, los bebés son demasiado pequeños para limpiarse los dientes. Tú debes ayudarle y hacer que empiece a acostumbrarse, aunque con 10 meses son demasiado chiquititos. Lávate tú los dientes delante de él y deja que te observe. Luego límpiale a él con una gasa húmeda como te comentábamos y no utilices pasta dental hasta que no sea más grande.