Depresión posparto en los padres
La verdad es que la depresión posparto muestra desde un punto de vista emocional la complejidad de la mente humana en tanto que está claro que, los efectos que produce son contrarios, en apariencia, a la alegría que supone una nueva vida. La realidad es que la depresión posparto la padecen una de cada siete mujeres según un artículo publicado en El Blog Infantil. Pues bien, la depresión porparto no es un asunto meramente femenino sino que también implica a los hombres ya que una investigación llevada a cabo en Gran Bretaña muestra que afecta a uno de cada diez padres.

En este caso, lo que implica esta depresión posparto es incapacidad en los hombres de asumir de la forma adecuada todos los cambios que implica la llegada del niño a la familia. Es decir, los cambios en relación con las horas de sueño, la falta de libertad absoluta a la hora de disfrutar del tiempo de ocio…

A veces sucede que ante la llegada de un niño, las madres pueden ser muy críticas con sus parejas en relación con los cuidados del niño. Estas críticas, lejos de potenciar la confianza de cualquier padre lo que hacen es destruirla y de este modo, poco a poco, cada vez se implica menos en la realización de las tareas cotidianas.

La depresión posparto tiene una duración temporal pero las emociones que produce son poco agradables y difíciles de sobrellevar. Tristeza, cansancio, apatía. En algunos casos, los hombres también sienten cierta sensación de abandono por parte de sus parejas tras la llegada del niño. Este tipo de conflicto es positivo poder hablarlo con confianza y no dejar que los problemas vayan a más porque en ese caso, la distancia entre ambos también aumentará.