Dolores durante el embarazo
Algo que no esperabas cuando te quedaste embarazada, eran los dolores antes durante el mismo. Para que no te asustes demasiado, debes sabe que un cierto grado de malestar durante el embarazo es normal, ya que el cuerpo intenta adaptarse al aumento de peso, los cambios hormonales y la hinchazón en las articulaciones. Cuando estás embarazada, tu centro de gravedad cambia, lo que hace que muchos músculos funcionen de manera diferente.

A medida que tu bebé crece, tu abdomen se agranda, el estrés se acumula en la zona baja de la espalda, y posiblemente tus piernas también se vean afectadas por algunos calambres. Otros dolores que podrás padecer son: dolores abdominales, hemorroides, pies doloridos brazos, etc. El primer dolor que podrás sentir es el que se produce durante la implantación. El embrión se está arraigando en el revestimiento del útero.

A finales del tercer trimestre, podrás tener dolores en las costillas o en los costados. El dolor abdominal o pélvico puede ser producido por los ligamentos cercanos al útero. También, es normal que sufras dolores en el nervio ciático. Como la hormona relaxina comienza a aflojar las conexiones entre las articulaciones de la pelvis, los músculos se tensan para aguantar el peso añadido, esto hace que las piernas se tensen más lo que produce la ciática.

Este dolor se puede reducir mediante ejercicios específicos y cambios posturales. Aunque los dolores pueden ser completamente normales, ante cualquier duda, lo mejor es que acudas a tu médico para que te explique con seguridad que es lo que te está produciendo esos dolores.