El carácter y el respeto de los niños
La formación del carácter de los niños es una tarea muy difícil, por no decir casi imposible. Las escuelas son una parte muy importante en dicha formación. Muchos colegios se centran simplemente en la enseñanza de conceptos y el resto de aprendizajes no se tiene demasiado en cuenta. Esta tendencia está cambiando y muchos padres se reúnen mucho más con los tutores de sus hijos para saber como es y que se puede intentar cambiar del carácter de los pequeños de la casa.

Los padres y los profesores tienen que tomarse el tiempo suficiente para intentar “reconstruir” el carácter de los niños. Para que los niños puedan mejorar su carácter deben tener algunos conceptos claros. Uno de estos conceptos es el del respeto. ¿Qué significa esto? Los niños deben saber mostrar el respeto que tienen a las personas y a ellos mismos.

Si no te respetas a ti mismo no puedes respetar a los demás. Así que el respeto comienza con uno mismo. Los niños deben sentirse orgullosos de sus logros y su potencial. Los padres deben fomentar el autocontrol de sus acciones y emociones, para que los pequeños no hieran los sentimientos de otras personas. El respeto también se debe mostrar a la gente que tiene autoridad, no sólo a los padres, como por ejemplo: profesores, bibliotecario, policía, etc.

Pero hay otras cosas que requieren respeto. Algo tan simple como el ser puntual es muy importante en el carácter de los pequeños. Está claro que la educación de los niños no es fácil pero recuerda que no debes dejar esa tarea a los profesores únicamente.