El estreptococo del grupo B
Estreptococo del grupo B, también conocido como estreptococo beta o GBS es una bacteria que puede vivir fácilmente en el interior de nuestros cuerpos. Alrededor del 25% de las mujeres son portadoras de esta bacteria y ni siquiera lo saben. Esta bacteria no produce ningún síntoma de enfermedad. No es una enfermedad de transmisión sexual, por lo que no debes pensar en qué ha hecho tu pareja cuando te digan que la tienes.

El riesgo para tu bebé llega al nacer. Entre el 98-99% de los bebés nacidos de madres infectadas no se infectan si este problema se detecta antes y se trata. Las mamás infectadas, pueden tener algún tipo de problema durante el tratamiento dependiendo del tipo de infección que tengan: primarias o tardías.

Las infecciones primarias tienden a producirse generalmente dentro de las primeras seis horas después del nacimiento. Esta infección puede causar inflamación en los pulmones del bebé, la médula espinal o el cerebro. Alrededor del 15% de estos bebés morirán a causa de la infección.

La otra infección, la infección tardía o final, se producen después de los primeros siete días de vida. La mitad de estas infecciones tardías no tienen como fuente a la madre, sino que proviene de otras fuentes de infección, como el contacto con otros portadores de SGB, incluido el personal del hospital. La meningitis es el principal riesgo de infección tardía. El bebé puede tener problemas en el sistema nervioso. La buena noticia es que los bebés que sufren este tipo de infecciones tardías son menos propensos a morir que aquellos con infecciones primarias.