El mercurio en el embarazo
El mercurio puede llegar a provocar alguna alteración en el desarrollo neuronal del feto si lo consumes con exceso, es por eso que el Ministerio de Sanidad ha hecho específicas recomendaciones sanitarias para mujeres embarazadas y que pasan por evitar el consumo de atún rojo o pez espada, pescados que tienen un alto contenido de este metal. Por si no lo sabes, el mercurio es un metal muy tóxico que está en muchos mares a causa de las industrias, lo que provoca que se acumule en algunos de los alimentos marinos que posteriormente consumes.

En general, los niveles de mercurio que hay en el pescado que solemos consumir no suponen un riesgo para toda la población, pero sí se recomienda evitar su consumo en mujeres embarazadas y niños menores de 3 años. Hasta hace poco tiempo se consideraba que una ración semanal de este tipo de pescados no repercutía en la salud, pero la verdad es que Sanidad ha decidido evitar esos riesgos y recomendar que no se tome ningún pescado con mercurio durante el tiempo que dure la gestación.

Con esto no se quiere decir que el pescado es malo ni se debe crear una alarma alimenticia, de hecho el pescado es buenísimo especialmente durante el embarazo, pero los que tienen mercurio hay que dejarlos de lado. El pescado en general es una parte muy importante para cualquier dieta sana ya que tiene muchas proteínas y grasa de la buena, además de los aminoácidos esenciales y ácidos grasos omega 3, muy buenos también para el correcto funcionamiento del organismo.

Si estás embarazada, infórmate bien del pescado que vas a comprar antes de llevártelo, poniendo especial atención en no elegir atún rojo, pez espada, lucio o tiburón. Puedes preguntarle al pescadero para quedarte más tranquila. En cuanto a los niños de entre 3 y 12 años, pueden tomar ese tipo de pescados pero con un máximo de 50 gramos semanales para no poner en riesgo su saludo.