El respeto al profesor
Tal vez, nos encontramos en una época difícil para los docentes que no siempre se sienten valorados y respetados por sus alumnos, y a veces, lo que es peor, tampoco se sienten respaldados por los padres de sus alumnos. Sin duda, la adolescencia es una etapa muy crítica en este sentido. Sin embargo, los padres deben enseñar a sus hijos a respetar siempre a los profesores y también, entneder que los hijos no siempre se comportan en el colegio del mismo modo que lo hacen en casa.

Es decir, si un día un profesor te informa sobre un conflicto que ha tenido con tu hijo, lejos de responder con incredulidad o escepticismo, lo que debes hacer, sencillamente, es creerle y poner de tu parte para que no vuelva a repetirse. El respeto al profesor es tan esencial como el respeto a los padres o a los mayores. Es decir, forma parte de la educación en valores que nos ayuda a vivir en plenitud y también en sociedad. De lo contrario, si no hubiese respeto, cada persona podría hacer lo que quisiera sin ser responsable de las consecuencias de sus actos.

El trabajo de profesor es profundamente vocacional. Pero además, algunos profesores también son maestros de vida. Es decir, personas coherentes con aquello que piensan que se convierten en un estímulo educativo para los más pequeños de la casa. Todos recordamos en nuestra etapa adulta a algún profesor de nuestra infancia que nos dejó una huella especial por su modo de impartir clase.

Ahora que estamos a punto de empezar de nuevo el próximo curso académico es buen momento para reflexionar sobre la importancia del respeto al profesor al entrar en el aula y también, fuera de ella.