Elegir los zapatos de los niños
La mayoría de los padres pueden tener diferentes problemas a la hora de elegir los zapatos para sus hijos, sobre todo si estos son todavía bebés. Cuando los bebés empiezan a caminar, la mayoría de las superficies se convierten en un verdadero problema principalmente por su inestabilidad. De todas formas, los pequeños también caminarán por superficies peligrosa en las que puede haber posibilidades de encontrarse objetos peligrosos que pueden lastimar sus pies.

Muchos expertos recomiendan encarecidamente que los bebés hasta los dos años de edad, anden siempre descalzos. La razón se centra en el fortalecimiento de los músculos y la mejora el equilibrio. No trates de forzar al bebé a usar zapatos. De esta manera, el bebé se encuentra aún con más problemas para aprender a caminar mejor.

Mantén la casa limpia y no despistes la vigilancia sobre todo, en los objetos que el pequeño puede tirar al suelo y que le pueden lastimar. Anímale a caminar sobre diferentes superficies como el mármol, la hierba y la arena. Cuando ya comiences a plantearte que el pequeño debe usar zapatos, debes tener algunas cosas en mente. Uno de los factores más importantes es que el zapato tenga una suela blanda.

Los zapatos con suela dura le van a traer más de un problema al pequeño. Compra zapatos que estén realizados con materiales suaves y blandos de manera que al dar el paso, el pie esté sujeto peo pueda hacer movimientos completos. Los zapatos deben ser flexibles y céntrate más en la comodidad que en el diseño.