Elegir nombre para nuestro hijo
El nombre que le pongamos a nuestro hijo lo acompañará toda la vida. No es una decisión fácil, puesto que es una de las tantas decisiones que deben tomar los padres, en ausencia del interesado. Es importante escoger un nombre que gusté tanto al padre o a la madre, de lo contrarío puede que al bebé tampoco le acabe gustando su nombre. Tampoco debe ser un nombre raro, debemos evitar que se sienta burlado por sus compañeros de la escuela. Te damos algunas claves para elegir el nombre perfecto:

Primero prepara una lista con los nombres preferidos por ambos y empezar a tachar los que no os acaban de convencer. Si os quedan pocos y todos os gustan, nuestro consejo es hacerlo a suertes. Dicen que la suerte hay que buscarla, por eso si desde el inicio de la vida del pequeño, su nombre ha venido determinado por el azar, se dice que tendrá suerte durante su vida, algo fundamental para tener éxito tanto en lo personal como en lo profesional.

Debéis tener en cuenta el apellido que viene detrás del nombre, es importante que al decirlo todo seguido con el nombre, suene bien. Una vez elegido el nombre, pensad si tiene diminutivos o sobrenombres. Hay nombres que son muy bonitos, pero poco comunes. No siempre los más utilizados tienen porque ser los mejores. Cuidado con poner nombres extranjeros, ya que si son muy complicados, se puede pasar su vida repitiendo o deletreando su nombre a las personas que conozca.

Finalmente, busca por Internet el significado y etimología del nombre en cuestión. Seguramente te dará una idea de los rasgos característicos de las personas que llevan ese nombre. En cualquier caso, lo vital es que los padres lleguen a un acuerdo y estén seguros con el nombre elegido, ya que será su identidad o nombre de pila para siempre.