Enseñar a los niños a pescar
Preparar una escapada familiar en la que enseñar a los niños a pescar puede ser algo inolvidable. Para mantener a los niños interesados en la pesca Durante unas vacaciones, el plan debe incluir otras actividades secundarias que les encanten como por ejemplo acampar o investigar nuevas rutas por la zona en la que os encontréis.

Dependiendo de la duración de vuestra estancia, deberás llevar el equipo apropiado, incluyendo una caña de pescar de emergencia e hilo extra. Desde el principio, deberás enseñarles a apreciar y por lo tanto cuidar los utensilios que utilizaréis para vuestra jornada de pesca. Ellos serán los responsables de sus equipaciones. A continuación, tómate tu tiempo y explícales todo lo que sepas sobre lo que vais a utilizar para pescar: señuelos, anzuelos, hilos, etc.

El tema del cebo, se convertirá en algo muy interesante para ellos. Cada niño, si tiene la edad suficiente, deberá tener la oportunidad de aprender a colocar su cebo en su anzuelo. Explícales lo que es el cebo, y por qué se utiliza. Si se niegan rotundamente a tocar el cebo, hazlo tú por ellos.

Una vez que ya estáis equipados perfectamente y sabéis como tenéis que pescar, lo siguiente que tenéis que hacer es, dirigiros a un área que sepas que tenga aguas tranquilas y que sea de fácil acceso. Si conoces de antemano algún lugar en el que los peces piquen bien, dirígete directamente a esa zona. Los niños serán menos propensos a perder interés si notan como rápidamente obtiene el resultado que esperaban; pescar un pez.