Evitar que el niño se chupe el dedo