Evitar que los bebés tengan la cola irritada
Es bastante común entre los bebés que tengan la cola irritada y eso les genera bastante molestia. Este problema puede deberse a varias razones, entre las más frecuentes el uso de productos con perfume y agentes químicos, el roce con la ropa, la irritación del pañal, estar con la cola mojada o sucia durante mucho tiempo, la salida de los dientes, el uso de antibióticos, etc. Para evitar que los pequeños tengan la colita irritada, procura cambiarle los pañales tantas veces como sea necesario, evitando que su piel esté húmeda durante mucho tiempo. También trata de utilizar pañales de mejor calidad, que absorban la humedad y mantengan la cola del niño seca mientras espera a que le cambiemos el pañal.

Sustituye el uso de las toallitas húmedas para la limpieza de la cola por algodón y agua tibia. Procura dejarlo sin pañales al menos un rato durante el día para que su piel pueda transpirar mejor. El mejor momento puede ser cuando juegues con tu bebé sobre la cama, de forma que lo puedas dejar con una toalla debajo, o incluso con el mismo pañal abierto. El contacto con el aire evita y mejora las irritaciones.

Si la cola ya está irritada, puede utilizar una crema protectora o hidratante que te recomiende el pediatra o en la misma farmacia. Siempre tiene que ser especial para bebés, no utilices cremas para adultos porque son algo más agresivas. Otro elemento que puede ayudar, es el tipo de ropa con la que vistas al bebé, sobre todo los pantalones siempre es mejor que sean de algodón. Elige prendas sueltas, con elásticos flojos, cuanto más apretada este la ropa, mayor presión ejercerán sobre el pañal y la piel, provocando mayor roce.

Tampoco lo abrigues demasiado, cuando el tiempo es caluroso, procura dejarlo suelto de ropa. La temperatura de los bebés es casi la misma que la de los adultos, con la única diferencia de que ellos están más quietos y por eso pueden sentir más frío.