Familias monoparentales
Mucha gente piensa que criar a los hijos solo no es bueno para los pequeños. Poco a poco esta creencia va cambiando gracias a esos padres que son capaces de criar a sus hijos, perfectamente, sin una pareja. Estos padres deben realizar muchos sacrificios, pero se ha comprobado que también existen muchos efectos positivos:

– Se suelen desarrollar vínculos más fuertes. Muchas veces se debe criar a un hijo solo, no por una separación, sino por el fallecimiento del cónyuge. Se crea entonces un vínculo único que realmente puede llegar a ser más fuerte que si se hubiera criado al niño en una pareja. Se debe luchar por el fortalecimiento de ese vínculo, ya que, la relación con los hijos no termina al cumplir estos los 18 años. El vínculo seguirá evolucionando año tras año el resto de sus vidas.

– En muchos casos, los miembros de la familia van a intensificar y a jugar un papel muy importante en la vida de los niños. Es muy importante que el niño conozca lo que es una familia, y con esto nos referimos a que es muy positivo para él tener contacto con los abuelos, primos, tíos. Su familia son todos y él y su madre o padre forman parte de ella.

– Responsabilidades compartidas. Los niños criados en familias monoparentales, suelen ser más rápidos en aprender tareas de la casa. Su contribución al sistema familiar es más rápido y no ponen tantos problemas para realizar sus tareas. Debes elogiarle por toda la ayuda que te brinda.