Fumar en casa perjudica la salud de los niños
Algunos fumadores se sienten totalmente incomprendidos con la ley antitabaco que prohibe fumar en bares y restaurantes. Parece que ante esta opción, el hogar se convierte en ese espacio de libertad donde poder disfrutar del placer de fumar. Y es que, la realidad es que aunque la nicotina es perjudicial para la salud, muchos fumadores sienten placer al fumar por ello, tienen dificultades para dejarlo.

Pues bien, fumar en casa tampoco es una buena idea cuando tienes niños menores que pueden sufrir las consecuencias de crecer en un ambiente contaminado por el humo del tabaco. Lo cierto es que la mayoría de los padres que son fumadores también lo hacen en casa. En concreto, según publica el blog Consejos Mamá se estima que un total del 59 por ciento de los padres que son fumadores lo hacen. Pero el porcentaje todavía es más alto en el caso de las mujeres, en concreto, se trata de un 74 por ciento de chicas que pueden fumar en la cocina, en el comedor o en otros rincones del espacio familiar.

No fumar en casa es una recomendación de salud que además, no admite términos medios. Es decir, no se trata de fumar un cigarro y ventilar luego bien la habitación ya que aún así, quedan restos de tabaco en el aire. Y las consecuencias en la salud del niño son negativas puesto que pueden ser más propensos a padecer enfermedades respiratorias, hipertensión o deficiencias inmunológicas.

La realidad del tabaco nos muestra constantemente su cara más amarga y es que, pese a la resistencia de muchos fumadores de decir adiós al tabaco, la verdad es que las investigaciones no hacen más que añadir motivos por los que merece la pena cuidar de uno mismo y también de los demás en una apuesta por la salud y por el bienestar. Evita fumar en casa por el bien de tus hijos.