Gabriel, un bebé que disfruta de cada segundo