Grupos de juego en un nuevo vecindario
Los grupos de juego son muy ventajosos para los niños pequeños. Un grupo bien formado proporciona a los niños una “excusa” para que lo pequeños puedan salir a jugar y así, desarrollar sus habilidades sociales. Los padres, en estos casos, también se pueden ver beneficiados con estos grupos ya que ellos también podrán hacer nuevos amigos.

Los padres suelen establecer relaciones con otros padres ya que el tiempo de duración de los juegos de los pequeños puede ser bastante largo ya diario. Cuando se tienen hijos de las mismas edades se tienen muchas cosas en común. Si eres nuevo en un vecindario, lo mejor es que los primeros días salgas con tu hijo a conocer la zona y ver dónde se suelen reunir los padres con los niños.

Si vas conociendo a gente nueva, puedes ir ampliando el grupo comentándole dónde sueles ir a jugar con tu pequeño. De esta forma pronto haréis un agradable grupo de reunión y de juegos. Como te comentamos, estos grupos, no son solo buenos para los niños, son también una excelente idea para los padres.

Poco a poco iréis consiguiendo, incluso, planificar otras actividades como por ejemplo excursiones. Es fácil encontrar padres e hijos que quieren la misma interacción que vosotros cuando llegáis a un sitio nuevo. El resultado podrían ser algunas amistades a largo plazo y una gran red para padres e hijos por igual. Esto servirá mucho al pequeño, ya que, como te comentábamos, además de encontrar nuevas amistades sus habilidades sociales se desarrollarán mucho más rápidamente.