Guapa en tan sólo 10 minutos
Ponerse a punto y recobrar toda la belleza de tu ser estando embarazada, únicamente requiere de unos minutos.

10 minutos para el cuerpo

5 minutos. Sumérgete en un baño de agua caliente con aceites aromáticos ya que proporcionan al organismo una agradable sensación de relajación y vitalidad. Mientras lo tomas puedes aplicarte una mascarilla hidratante: el vapor del agua caliente la hará penetrar mejor.

2 minutos. Seca la piel y aplica una toalla antiestrías, que ayude a prevenir su aparición. Hazla penetrar con un suave masaje en la tripa y los senos.

3 minutos. Para prevenir las piernas pesadas, nada mejor que aplicar en la cucha un chorro de agua fresca (no fría) desde el tobillo al muslo. Después extiende una crema refrescante para piernas cansadas. Conviene no usar tacones que superen los 4 centímetros.

10 minutos para el pelo

4 minutos. Durante estos meses el cabello está más fuerte que nunca, incluso deja de caerse. Lo más cómodo es lavarlo en la ducha con un champú para cabello normal en caso de cabello graso, y con uno que tenga acondicionador si, como sucede muchas veces en el embarazo, el cabello se ha vuelto más seco.

3 minutos. Penar el pelo más largo con un secador con cepillo y sacudir la cabeza una vez terminado el tratamiento.

3 minutos. Si tienes el pelo corto, péinalo pegado a la cabeza ondulando los laterales con ayuda de un gel.

10 minutos para maquillarte

3 minutos. No todas las embarazadas tienen una piel maravillosa. A veces el cutis se deshidrata y aparecen pequeñas arrugas y manchas. Estas últimas se cubren con un corrector más claro que la base, que se aplica encima y debe ser para pieles sensibles.

2 minutos. Si el párpado superior está un poco hinchado, conviene aplicar sombras oscuras (grises o marrones) y delimitar las pestañas con una raya de eyeliner.

2 minutos. Para realzar las pestañas hay que moldearlas con un rizador y después aplicar dos capas de máscara negra o marrón.

1 minuto. Aplica en los labios una capa de gloss o una barra clara.

2 minutos. Las embarazadas suelen sudar con mucha facilidad. Un toque final con polvos transparentes impedirá la aparición de brillos.