Higiene corporal en la infancia
Enseñar los fundamentos de una buena higiene personal es muy importante en la educación y el desarrollo de los más pequeños de la casa. Cuando comienzan el colegio, es muy importante que primero aprendan a lavarse las manos perfectamente ellos solos. En el colegio comparten y tocan un montón de objetos que pueden ser un nido de bacterias.

Cuando pasan de niños a adolescentes, los cambios hormonales que sufren, hacen que sus cuerpos produzcan más aceite e incluso un olor corporal diferente. Si el niño, cuando comienza a sufrir estos cambios, no ha sido educado para mantener una higiene diaria perfecta, puede ser considerado por el resto como “un poco guarro”. Aquí tienes una serie de consejos que te pueden ayudar a educar mejor a los pequeños:

– Lavarse las manos
Acostúmbrale a que nada más llegar de la escuela se lave las manos. Lavárselas es, sin duda, una de las mejores maneras de prevenir la propagación de gérmenes y enfermedades. Primero debe mojarse las manos durante unos segundos. A continuación, y después de cerrar el grifo, debe frotar sus manos con el jabón durante, al menos, 15 segundos. Después debe enjuagárselas y secarlas con la toalla que le hayas preparado.

– Taparse la boca
Cuando estornude o tosa, debe ponerse la mano en la zona de la boca y la nariz.

– Higiene dental
Debe acostumbrarse a lavar sus dientes después de cada comida. Poco a poco puedes enseñarle a que utilice el hilo dental. Si tiene mal aliento, recuérdale que debe darse con el cepillo por la lengua.

– Baños
Muchos padres, encuentran que los baños nocturnos son una buena manera de relajar al pequeño antes de acostarse. Según vaya creciendo, se debe acostumbrar a ducharse a diario.