Hugo, un bebé muy bueno que se ríe con solo mirarlo