Ideas para que el niño recoja sus juguetes cada día
Los niños deben implicarse en las tareas de la casa en la medida de sus posibilidades, es decir, de una forma acorde a su edad. Por ello, existe una tarea que puede ahorrar mucho trabajo a los padres. El niño puede recoger los juguetes de su habitación al final de la tarde. Generalmente, se trata de una tarea que gusta muy poco a los peques que disfrutan más desordenando que ordenando.

¿Cómo lograr que realicen esta labor cada día de una forma regular? En primer lugar, conviene entender que los niños, en general, cuando tienen que hacer algo con lo que no disfrutan se echan a llorar o gritan. En ese caso, es importante que consigas evitar que ese comportamiento te altere a ti. Es decir, tú sigue haciendo tus tareas y concéntrate en otra cosa. Por otra parte, a veces, los gritos de los niños son una provocación, una forma de llamar la atención, por ello, en la medida en que tu hijo grite más, tú debes hacer lo contrario, es decir, bajar la voz.

Por otra parte, también es posible establecer un calendario de puntuación en positivo. Es decir, escribe en un folio todas las actividades que te gustaría que tu hijo realizase a lo largo de la jornada. Al final del día, se establecerá una puntuación, es decir, irás apuntando en cada casilla, en presencia del peque, qué es lo que hizo bien.

Después, tendrá un premio que puede ser andar en bicicleta, ver una película en la tele, comer su postre favorito… A través de este método el niño aprende a descubrir que todos sus actos tienen unas consecuencias. Por ello, es importante ser firme para poder imponer el castigo adecuado, la omisión del premio, cuando el niño no la merezca.