Jugar con arcilla
La plastilina-arcilla son materiales dúctiles empleados para modelar y construir figuras y objetos. Modelar cosas con arcilla puede ser un entretenimiento para los más pequeños de la casa. La arcilla es un material que se puede encontrar en el mercado de diferentes tipos. La arcilla realizada con aceite y a la cual se le puede incluir una coloración especial es la que todos conocemos como plastilina.

Esta plastilina, conserva su textura suave y no se seca ni se endurece, a diferencia de la arcilla. La plastilina puede ser unida una con otra. Las manos de los pequeños no quedarán pegajosas ni viscosas. Luego, tenemos la arcilla “cerámica” que contrariamente a la arcilla con base de aceite (plastilina) sí deja en las manos una sensación pegajosa.

Este tipo de arcilla no conserva su suavidad durante mucho tiempo por lo que es imposible volver a trabajar con ella. La arcilla se puede cocer, lo que hace que se seque más rápidamente. Si quieres modelar algún objeto con los niños, también puedes buscar la arcilla para modelar marrón. Esta es muy parecida a la plastilina, lo que pasa que es más propensa a secarse y ala parición de grietas.

Una vez que hayas encontrado la plastilina-arcilla que quieres utilizar en una tarde juegos, prepara a los pequeños según la que hayas comprado. Ten en cuenta que pueden terminar bastante manchados. Preara la zona de la casa en la que vais a realizar las figuras para que no quede demasiado sucia. Puedes poner una buena funda de plástico sobre la mesa y preparar trapos para que los niños se vayan limpiando.