Jugar con un Hula-Hoop
Con la llegada de la tecnología, existen algunos juguetes que poco a poco se han ido quedando obsoletos en algunas casas. No demasiados niños de hoy en día saben lo que es un Hula-Hoop. ¿Recuerdas las tardes tan divertidas que pasabas con tu aro de plástico haciendo que diera vueltas una y otra vez alrededor de tu cintura? Tener un Hula-Hoop permitirá a muchos niños hacer el ejercicio físico que muchos de sus tecnológicos y novedosos juguetes les ha arrebatado.

No consideres el Hula-Hoop un juguete pasado de moda. Este simple aro, les facilitará moverse y desarrollar su mente para ver qué juegos realizan con él. Es importante que los padres piensen en desenterrar juegos como este para que los niños no estén todo el día sentados frente al televisor. El Hula-Hoop es un juego divertido y agradable que se puede utilizar de diferentes maneras.

Una de las cosas que pueden hacer los pequeños de la casa con él es utilizarlo como todos, lo hemos utilizado hace años. Dar vueltas a este aro mediante el juego de la cintura no es una tarea fácil, aunque a primera vista parezca que está “chupado”. Lo que puedes hacer es organizar un concurso para ver quién es el que más tiempo lo mantiene dando vueltas.

También pueden intentar darle vueltas con un brazo o con una pierna. Si intentan hacer estos último con dos aros (uno en el brazo y otro en la pierna) seguro que la tarde de risas está garantizada. Otro juego que pueden poner en práctica los niños es el de utilizarlo como si de un volante se tratara. También podéis colocar varios Hula-Hoop por el suelo y saltar rápidamente sobre ellos sin pisar ninguno.