Juguetes según la edad
Cada uno de los juguetes que pones en manos de tu hijo lleva una serie de características que revelan el grado de evolución del menor. No se pueden extender todas las herramientas de entretenimiento a cualquier niño… La edad va a suponer un factor determinante.

Primer contacto. Entre los 0 y 6 meses, los niños precisan de juguetes que les proporcionen pistas para distinguir diferentes texturas, formas y colores. Es la etapa en la que comienzan a descubrir su cuerpo. Serán idóneos los sonajeros, móviles de cuna, muñecos de goma, mordedores, alfombras con actividades, etc.

Explorando cada rincón. Entre los 7 y 12 meses, los menores iniciarán la trayectoria de reconocer voces y explorar objetos. De ahí que cobren clara relevancia las pelotas, los muñecos de trapo, los juguetes sonoros, los tentetiesos, los balancines y los andadores.

Con paso firme. Entre los 13 y 18 meses los niños aprenden a andar y esto implica un mejor reconocimiento de las propiedades de los objetos. Puedes adquirir para ellos cubos para encajar y apilar, bicicletas con ruedas y cochecitos.

Comunicación verbal. Entre los 19 y 24 meses el niño ya habla y comprende…Se amplía el campo de juguetes: Coches, bicicletas, pizarras, pinturas, instrumentos musicales, muñecas y animalitos.

Imitando todo. Entre los 2 y 3 años, se incrementará la curiosidad de tu pequeño quien tratará de imitar todo cuanto observe. Pon a prueba su potencial con triciclos, palas, cubos, rompecabezas, pinturas, teléfonos y muñecas.

La pregunta es ¿por qué? Entre los 3 y 5 años el niño todo lo cuestiona, siente una mayor necesidad de comprender los mecanismos de funcionamiento de cada cosa. Serán muy útiles las bicicletas, las pizarras, los magnetófonos, los cuentos, las marionetas y los muñecos articulados.

Tareas más elaboradas. Monopatines, coches teledirigidos, juegos manuales, de preguntas y de experimentos constituyen los entretenimientos preferidos de los niños entre 6 y 8 años.