La comodidad del portabebé
Hoy día, existen en el mercado gran cantidad de productos que facilitan en cierto modo la tarea de la maternidad. Sin duda, uno de esos productos es el portabebé que en los últimos años ha adquirido una gran popularidad ya que incluso, muchos famosos también lo utilizan en la rutina diaria con sus peques. Está claro que un portabebé siempre es eficaz pero todavía más en verano y con el buen tiempo cuando apetece disfrutar de la naturaleza y de los paseos al aire libre. Sin embargo… ¿Cómo elegir el mejor portabebé?

Sin duda, antes de comprarlo tendrás que pensar en el uso que le vas a dar, es decir, en cuáles son tus necesidades concretas. Por otra parte, cuando vayas a la tienda no dudes en solicitar información y consejo al dependiente ya que podrá asesorarte en este ámbito mejor que nadie. También, si tienes amigos que han sido padres, seguro que pueden darte su opinión al respeto. En cualquier caso, aquí tienes unos sencillos consejos para elegir el mejor portabebé para disfrutar con tu hijo.

El conocido como portabebé fular es ideal para aquellos niños que tienen entre tres y cinco meses de edad. Se trata de un diseño muy versátil puesto que podrás utilizarlo en diferentes posiciones en función del anudado. El portabebé aporta comodidad al niño y también a la madre o al padre puesto que de este modo, las manos quedan libres para abrazar al bebé.

También puedes optar por comprar una mochila ergonómica. En ese caso, son ideales para niños que pesan entre 15 y 20 kilos y el peso queda repartido entre los hombros y la cadera de una forma equitativa. Otro diseño que también está de moda es el Mei-Tai. Una mochila que se sostiene a través de nudos. ¿Qué opción es tu favorita?