La edad de un embarazo sin riesgos se cifra en 37 años