La enfermedad de Kawasaki
La enfermedad de Kawasaki, es bastante común entre los niños y se caracteriza por una fiebre alta y bastante irritabilidad en las primeras etapas. Sin tratamiento, esta enfermedad puede causar enfermedades del corazón. La enfermedad de Kawasaki se trata mediante la administración de medicamentos como inmunoglobulina. Este problema afecta a la piel, la boca, la nariz, la garganta, los ganglios linfáticos y el revestimiento de los vasos sanguíneos.

La enfermedad se llama así, ya que fue identificado por primera vez por el Dr. Tomisaku Kawasaki (Japón), en 1967. También se le conoce como síndrome mucocutáneo ganglionar. Aunque, la enfermedad de Kawasaki puede afectar a niños mayores y adolescentes, se estima que el 80% de los pacientes son menores de 5 años. Ocurre con más frecuencia entre los niños que en las niñas. Las causas aún se desconocen, aunque algunos expertos consideran que puede ser debida a factores genéticos y ambientales.

Se cree que las infecciones virales y el sistema inmunológico también juegan un papel muy importante en el desarrollo de la enfermedad. Algunos estudios científicos han confirmado que ésta se produce tras la exposición a algunos productos químicos y alergias. Sin embargo, hasta la fecha no hay pruebas de cómo la enfermedad se desarrolla. Lo que sí se sabe es, que no es contagiosa.

El primer signo notable de la enfermedad es la fiebre alta, normalmente superiores a 39 °, que persiste durante al menos 5 días hasta 2 semanas. Es posible que el niño pueda presentar convulsiones, debido a la alta temperatura del cuerpo. Durante os días siguientes, los síntomas se acompañarán de irritabilidad y agitación. A continuación tienes una pequeña lista de síntomas que se asocian con la enfermedad:

– Inflamación de los ganglios linfáticos
– Dolor de garganta
– Enrojecimiento en los ojos
– Vómitos
– Diarrea
– Dolor abdominal
– Piel enrojecida, seca y labios agrietados
– Dolor en las articulaciones
– Descamación de la piel, especialmente en las palmas, las uñas y las plantas de los pies
– Erupciones cutáneas, sobre todo en la parte del tronco y/o los genitales