La fértil imaginación de los niños
La inmensa mayoría de los niños se caracterizan por tener una imaginación verdaderamente fértil. Muchos de ellos se inventan cosas de manera rápida y sencilla. Los cuentos de hadas o los personajes mitológicos sobre los que les contamos historias, pueden influenciar en su mente. Les encanta los héroes y sobre todo lo relacionado con “ganar” al mal. Pero, a veces, algunos papás se asustan al oír a sus hijos decir en repetidas ocasiones que tienen a un amigo sentado a su lado.

Esas cosas son muy comunes entre los niños que son menores de cinco años y, sobre todo cuando se trata de un pequeño que no tiene hermanos. La verdadera razón de esta imaginación tan exagerada podría ser la excesiva creatividad o la soledad. A pesar de tener un grupo de juego, de compartir cosas con los amigos de la escuela, los pequeños pueden sentirse un poco solos en su espacio privado.

Pídele al niño que dibuje a su amigo imaginario y que te diga como es. No le trates como si le pasara algo malo. Intenta pasar tiempo con él y hazle preguntas sobre su amigo para ver qué es lo que te contesta. No te preocupes que su amigo irá desapareciendo poco a poco.

El deporte y las actividades culturales son una maravillosa forma de canalizar esa creatividad. No le prohíbas ver la tele del todo pero tampoco dejes que el pequeño se pase todo el día viéndola. Los niños deben jugar y serán muy positivos los juegos de rol mediante los que pueda expresar sus inquietudes o temores.