La importancia de los exámenes médicos en los niños
Durante el primer año de la vida del bebé y los siguientes años durante su crecimiento, el niño depende de sus padres para su control médico, y aunque muchos padres podrían considerar algunos de esos procedimientos innecesarios, la importancia de los exámenes médicos infantiles, es tan grande, que no debe obviarse ninguno. Los padres deben ejercer su responsabilidad para con el bebé.

Según van creciendo, también deben vigilar estrechamente su salud. Es verdaderamente importante hacer todo lo posible por prevenir y controlar enfermedades y mantener en óptimas condiciones de salud al pequeño, por lo que es importante que los adultos no dejen de realizar las visitas oportunas al pediatra. Durante estas visitas al médico, se revisarán varios aspectos:

– Chequeo físico; que comprende oídos, cabeza, ojos, corazón y otras partes del cuerpo.

– Condiciones de crecimiento; el médico deberá chequear su estatura y su peso y determinar si todo es correcto. También debe corregir hábitos de alimentación si estos están afectando al bebé.

– Hábitos de vida del bebé en casa; es importante que el historial médico de los bebés sea actualizado en cada visita al médico porque eso representa información importante para controlar su salud a lo largo de los años. El médico deberá informarse sobre sus hábitos de sueño y alimentación.

– Salud mental del bebé; aunque ya se sepa que el bebé está sano y está creciendo de forma feliz, siempre es importante para el médico conocer si el bebé se desarrolla bien en casa, si interactúa con hermanos y parientes en normalidad y si no se enfrenta episodios de rabietas o se muestra solitario o huraño, porque todo ello tiene un significado en su salud.