La obesidad causa falta de autoestima
Cualquier generalidad puede parecer injusta porque siempre existen excepciones a la norma, pero la realidad es que en la mayoría de los casos, la obesidad produce falta de autoestima en los niños. Y es que, el exceso de peso además de problemas de salud, conlleva otros efectos derivados. En una sociedad en la que se valora de forma desmedida el aspecto físico, los niños con exceso de peso se sienten diferentes, tienen menos amigos porque su nivel de popularidad en el colegio también es menor que el de otros niños que tienen un perfecto estado físico.

Por tanto, muchos niños con exceso de peso terminan soportando un día tras otro las bromas pesadas de sus compañeros de clase y las burlas. Al igual que puede suceder en el caso de aquellos niños que tienen la nariz, o las orejas grandes. Es decir, en general, los niños son muy crueles a la hora de fijarse en los defectos de los demás, sin darse cuenta, que en algún momento, los perseguidores pueden convertirse en víctimas (es decir, que la vida da muchas vueltas).

La solución ante este problema no es sencilla como bien muestra el hecho de que sigue habiendo problemas de este tipo en nuestros días pero también existieron hace décadas. Sin duda, un niño con sobrepeso necesita del asesoramiento médico a la hora de ponerse a dieta y perder peso de una forma saludable. Pero también necesita apoyo emocional y ayuda ya que el sobrepeso produce consecuencias negativas en la autoestima del niño y en la imagen que tiene de sí mismo.

Es importante aprender a valorar a las personas más allá de la imagen que vemos en el espejo pero también, es importante aprender desde niños a respetar a las personas que son diferentes porque cada ser humano, tiene su encanto. Para lograr este objetivo, existe una película de Disney que puede ser excelente: Bella y Bestia. La belleza está en el interior.