Los malos hábitos y la autoestima