Los niños y los móviles
Está claro que hoy en día, los pequeños de la casa no vienen con un pan debajo del brazo sino con un ordenador portátil o un móvil de última generación. Los niños nacen ya casi sabiendo utilizar la tecnología actual. Uno de los productos más demandados por los niños cuando llegan a una cierta edad es, un teléfono móvil.

Los teléfonos móviles, deben ser utilizados con cuidado y responsabilidad. Como todo otro tipo de tecnología, los teléfonos tienen algunas ventajas y desventajas. Una de las ventajas y tal vez el único argumento válido para que los teléfonos caigan en manos de los pequeños es, la de proporcionar seguridad a los niños y a los padres. Ellos pueden llamar a sus padres en caso de emergencia y los padres pueden llamarles si no saben dónde están,

Otro punto que puede ser considerado como una posible ventaja es el hecho de que el manejo de un teléfono podría dar al niño un mayor sentido de responsabilidad y hacerle que se integre mejor en la sociedad actual. Sin embargo los padres deben asegurarse de si los niños están listos para tener esta responsabilidad.

En cuanto a las desventajas, hay muchos. En primer lugar, volvemos al tema de la responsabilidad. Los padres tienen que estar realmente seguros de si sus hijos son lo suficientemente maduros como para organizarse con un móvil. Hay que tener cuidado con el mal uso de los teléfonos. Una cosa es hacer que los niños se sientan cómodos con la tecnología, otra cosa es hacer que se conviertan en verdaderos adictos al móvil desde muy pequeños.