Madres primerizas
Recibir la noticia de que se está embarazada siempre es un momento muy importante. Cada mujer lo asume de una manera diferente pero habitualmente nunca faltan los temores y las grandes ilusiones. Cuando se es primeriza por lo general no se tiene claro cuales son los pasos a dar. La inexperiencia hace que la situación cuando ya se ha pasado por un embarazo.

Lo mejor que se puede hacer es tomarse la noticia con calma, ir a un ginecólogo para constatar que se está perfecta y encargarse de dar la feliz noticia. Después de pasar por los chequeos necesarios, se deben seguir con disciplina los consejos que el médico indique para que los nueve meses de gestación pasen con total normalidad.

Poco a poco, tendrás que comenzar a buscar ropa de premamá. Esto es muy recomendable ya que te sentirás verdaderamente cómoda y tu tripa no estará sometida a ningún tipo de presión incómoda. Es importante que las primerizas no alcen objetos muy pesados para no tener ningún tipo de problema como puede ser un aborto. Por otro lado, quedan prohibidas las bebidas alcohólicas y el tabaco así como cualquier otra sustancia nociva.

Se debe intentar reposar el tiempo necesario y alimentarse correctamente. Esto es de gran importancia durante todo el embarazo. El estrés y una alimentación poco sana no son nada recomendables ni para la primeriza ni para la mamá. Los libros y guías de embarazo son de gran ayuda cuando se es primeriza ya que ayudan a tener una visión más cercana de lo que sucederá cada día que vaya pasando, es decir, hasta que llegue el gran momento del parto.