Masajes durante el embarazo
Siempre ha habido un pequeño debate en torno al hecho de si los masajes durante el embarazo son buenos o pueden ser perjudiciales para el bebé, pero lo cierto es que si no se trata de un embarazo de riesgo y el masaje está bien dado no solo no será malo sino que tendrá múltiples beneficios. Lo ideal es que te pongas en manos de un profesional ya que una persona que no tiene formación en eso sí puede causarte algún problema.

Antes de acudir a darte un masaje debes consultar con tu médico para que te diga si puedes o no, ya que hay algunos casos en los que no es recomendable, como cuando hay riesgo de aborto, hipertensión o diabetes gestacional. Si tienes permiso para ello, échale un ojo a todos los beneficios de los masajes durante el embarazo:

– Es muy bueno para que puedas relajarte, lo cual ayuda a que tu bienestar sea mayor y puedas eliminar el estrés y la ansiedad que en muchas ocasiones están presentes durante estos meses.

– Estimula el sistema glandular que estabiliza las hormonas, con lo que estarás mucho más tranquila después de recibirlo.

– Te ayuda a aliviar la presión en la espalda y el cuello, lugares en los que siempre hay cierto dolor durante todo el embarazo, especialmente en la zona cervical y lumbar.

– Estimula la circulación sanguínea gracias a que lleva más oxígeno a las células, lo cual es muy bueno tanto para tí como para el feto.

– Te ayuda a combatir la retención de líquido, algo que siempre suele suceder durante el embarazo.

– Conseguirás que la piel mantenga su elasticidad y flexibilidad, lo que hace que disminuya el riesgo de estrías.

Decirte que es muy importante que cualquier masaje que recibas sea con las manos y nunca con maquinaria que hay especial para ello ya que eso sí podría dañarte. Hay muchos centros que ofrecen masajes específicos para embarazadas así que visita alguno de ellos.