Mejorar la comunicación en familia
Tras la llegada de un bebé cambia también mucho el núcleo familiar. De hecho, cualquier pareja descubre que tras el nacimiento del niño cambia incluso la propia percepción del tiempo puesto que a partir de ese instante, el niño requiere atención y cuidados constante. La comunicación es una de las claves del bienestar cuando hablamos de familia. Es decir, es excelente para fortalecer la relación de pareja pero también para poder establecer vínculos sólidos entre padres e hijos.

Mejorar la comunicación en familia puede ser uno de los retos de este verano puesto que durante el tiempo libre tienes más tiempo para compartir en común con aquellos que quieres lejos del estrés, de la rutina y de las obligaciones familiares. Para mejorar la comunicación en familia es necesario tener un concepto claro de que la convivencia implica compartir planes, disfrutar en común y también, tranquilidad. Lo cierto es que no te sientes igual cuando estás con aquellos que quieres que cuando estás rodeado de extraños.

Por otra parte, para mejorar la comunicación en familia también es bueno tener hábitos tan positivos como el de comer y cenar todos juntos. Por supuesto, también es positivo apagar la televisión para centrarte en la conversación y en la atención a tu pareja y a tus hijos. No atiendas el teléfono móvil en determinados momentos si estás haciendo algo importante con tu familia. El cariño debe alimentarse y mostrarse con naturalidad.

El verano es un buen momento para descubrir el valor de lo esencial. Y lo cierto es que más allá del individualismo social, la familia sigue siendo uno de los bienes más valorados por cualquier persona más allá de la edad.