Niños con dietas vegetarianas
Aunque muchos padres creen que no es saludable para los niños mantener dietas vegetarianas, si se planifican bien, este tipo de dietas pueden proporcionar todos los nutrientes que los niños necesitan para estar sanos. Además, puesto que las dietas vegetarianas suelen ser ricas en fibra, bajas en colesterol y bajas en grasas saturadas (todas las características de una dieta saludable), estas son en realidad más saludables que la mayoría de las dietas “a la ligera” que muchos padres imponen a sus hijos.

Las dietas que no se realizan de manera correcta, pueden terminan produciendo a los pequeños algunos riesgos para su salud como por ejemplo la obesidad, problemas cardiacos o la presión arterial alta. Existen diferentes tipos de dietas vegetarianas. Algunas, simplemente se centran en evitar la ingesta de carne roja.

Otro tipo de dieta es la ovo-lacto-vegetariana. Esta evita la carne, los mariscos y las aves de corral. Pero sí consumen productos lácteos y huevos. La lacto-vegetariana evita la carne, mariscos, las aves de corral y los huevos, pero sí se pueden comer productos lácteos. La ovo-vegetariana evita la carne, los mariscos, las aves de corral y los productos lácteos. Sí consumen huevos.

La dieta vegana: evita todos los alimentos que contienen productos de origen animal, incluyendo las carnes, los mariscos, las aves de corral, los productos lácteos y los huevos. De todas formas, siempre debes hablar con el pediatra antes de imponerle al pequeño cualquier tipo de dieta ya que se deben tener en cuenta las deficiencias de ciertas vitaminas y minerales, que se pueden producir si la dieta no se realiza bien.