Noé, un niño muy dicharachero y comunicador