Nuevas ideas para aprender inglés
El inglés es uno de los idiomas más importantes de nuestro tiempo, por ello, los niños pueden aprender a utilizarlo desde la más tierna infancia. En el caso de aquellas parejas en las que él, por ejemplo, domina el inglés, suele suceder que la mamá le habla al niño en castellano mientras que el papá le habla en inglés. Así, el peque se va acostumbrando a los sonidos desde la más tierna infancia. Al principio, tendrá un poco de lío y podrá confundir ciertos términos, pero muy pronto, los padres comprueban las ventajas del bilingüismo.

Por otra parte, otra opción interesante es la de ver las películas en versión original con subtítulos. En general, cuando estás aprendiendo el inglés te cuesta mucho esfuerzo entenderlo todo, sin embargo, siempre se captan partes. Y es necesario educar el oído para poder adaptarlo al aprendizaje de un nuevo idioma. En caso de que los padres también sepan inglés, es posible hacer ejercicios de conversación en casa. No hace falta hablar sobre grandes temas, puede ser algo tan sencillo como preguntarle al niño qué tal le ha ido el día o qué ha hecho a lo largo de la jornada.

Existen actividades que generalmente, se hacen en el colegio y que se pueden adaptar también al aprendizaje de un idioma. Por ejemplo, los peques pueden escribir una redacción sobre su cantante favorito en inglés, también pueden escribir una carta a un amigo, incluso, hoy día que los niños tienen teléfono móvil pueden tener el formato de idioma en inglés.

Algunos niños también asisten a clases particulares de inglés o a campamentos de verano que se imparten en algunas ciudades. En la adolescencia, muchos dan el paso de viajar al extranjero para potenciar la práctica de un idioma que es clave en el entorno laboral actual.