Parto prematuro: síntomas de alarma
Un embarazo es una etapa muy importante en la vida de cualquier mujer que experimenta constantes cambios a nivel físico y también emocional. ¿Qué se considera un parto prematuro? Se trata de aquel parto que se produce entre las semanas 21 y 37 del proceso de gestación. Lo cierto es que cada vez se detectan más casos de parto prematuro, por ello, es muy importante estar atento a los síntomas que produce.

Los síntomas pueden ser muchos y muy variados, a continuación, tienes datos muy útiles que son aportados por el blog Consejos Mamá en un artículo. Por una parte, se puede producir un aumento de las contracciones, también se puede dar un sangrado vaginal (una metrorragia), por otra parte, la extracción del tapón mucoso indica de forma evidente que comienza a dilatarse el cuello uterino.

Continuando con la lista de posibles síntomas conviene añadir los siguientes: posibles calambres o cólicos abdominales que son intensos y que se prolongan a lo largo de una hora, también es posible sufrir algún tipo de escalofríos, además, la temperatura corporal también puede variar, falta de tranquilidad interior, es decir, ansiedad, nerviosismo e intranquilidad.

A veces, gracias a los síntomas que produce un parto prematuro es posible reorientar la situación médicamente para que el niño se siga formando a su ritmo y de forma adecuada en el vientre de la madre. Por supuesto, al tratarse de un tema tan importante, te invito a que si tienes cualquier duda sobre esta cuestión, consultes con tu médico porque podrá informarte y asesorarte de primera mano como un experto en la materia. Cuando hablamos de un embarazo, no olvides que la salud es lo primero. Por ello, cuida tu bienestar.